El huevo ofendido

5 MITOS SOBRE EL HUEVO

Mito 1: El huevo aumenta el colesterol – ¡¡ Falso !!

El huevo no aumenta el colesterol, salvo si lo consumimos habitualmente frito, pero no por el huevo en sí mismo sino por el aceite de la fritura.

El huevo es una fuente de proteínas muy importantes y también tiene vitaminas y grasas mono y poli-insaturadas. Aunque aporta colesterol al organismo, hay que tener en cuenta que el cuerpo necesita colesterol para hacer la estructura externa de las células (la membrana plasmática) y el aporte que nos da de colesterol no es tan grande como para poner en riesgo nuestra salud. Sólo tenemos que controlar la cantidad, porque todo en exceso es malo.

Mito 2: El huevo es malo para la salud – ¡¡ Falso !!

De todos los estudios que se han realizado en la actualidad, ninguno ha podido demostrar que el huevo es malo para la salud. Si se ha demostrado que comer a menudo huevos es bueno a corto y largo plazo. Aun así se recomienda comer máximo de 4 a 5 semanales.

Mito 3: Los huevos blancos son peores que los de color – ¡¡ Falso !!

El color de la cascara no tiene que ver con la cantidad de nutrientes del huevo. Eso depende de la gallina. Sería como decir que las personas con ojos azules son más listas que las de ojos marrones.

Mito 4: No es bueno comer huevos crudos – ¡¡ Verdadero !!

En la cáscara del huevo hay una bacteria que nos puede dar muchos problemas de salud. Se trata de la Salmonela. Es una bacteria que no soporta las temperaturas altas, así que cuando cocinamos el huevo destruimos la bacteria y evitamos caer enfermos.

Mito 5: Es mejor la clara que la yema – “Falso” (sólo en parte).

Hay que aclarar que las dos partes del huevo tienen beneficios y dependiendo de lo que pretendemos hacer es mejor una u otra parte del huevo.

La clara tiene pocas calorías y muchos aminoácidos (los ladrillos que forman las proteínas que van a crear nuestra masa muscular). No hay límite de consumo de claras, porque no tienen grasas (ni colesterol – que es un tipo de grasa) Son muy buenas para los deportistas y las personas que quieren controlar su peso o están a dieta, porque con pocas calorías aportan muchas proteínas.

La yema es la fuente de energía y vitaminas del huevo. Tiene más caloría y es donde encontramos el temido colesterol. No podemos comer todas las que queramos porque son calóricas, pero son un aporte muy bueno de vitaminas y energía, por lo que es recomendable para personas con carencias energéticas o de vitaminas.

Por último, yo creo que lo que deberíamos hacer es comer huevo entero, sin sobrepasar las 5 unidades semanales que aconsejan los médicos. Pero depende mucho de lo que queramos conseguir de este alimento tan completo.

POBRE HUEVO, CUANTO LE ATACAN, Y ÉL TAN BUENO CON NOSOTROS 😀

Publicado en Mitos y etiquetado , , , .

Deja un comentario